Consume Deporte

DEPORTE ES VIDA



miércoles, 20 de noviembre de 2019

ENTRENA PARA LO QUE TE ESPERA EN NAVIDAD

¿¿Es posible prepararnos para lo que nos espera en Navidad??
En poco más de un mes se acaba el 2019, y entre los retos de muchas personas está perder peso, ponerse en forma, comenzar una actividad nueva… ¿Por qué no empezar ya?
Lo primero que tienes que hacer es cambiar los malos hábitos y empezar los buenos. Sé que es difícil por las fechas que son, comidas de empresa, cenas, puente de diciembre, pero si quieres algo tienes que ir a por ellos y hacerte fuerte para ir a por tu objetivo. Es importante ver qué estoy comiendo, si es lo saludable, si paso mucho tiempo sentado. Ver si lo que estoy entrenando no me hace efecto y tengo que cambiarlo más acorde con mi objetivo.
Siempre estamos a tiempo de cambiar nuestros hábitos, si cambias tus hábitos tu físico cambiara. Muchas veces vemos imposible ver esos resultados y muchas veces debemos parar para pensar que es lo que estamos haciendo mal y sobre todo ponerse en manos de profesionales que puedan ayudarte y aconsejarte.
Ves de menos a más, busca un objetivo a corto plazo esto hará que te motives más para poder llegar, si nos ponemos objetivos muy altos o muy a largo plazo muchas veces nos quedamos por el camino. Empieza por cambiar los hábitos y empezar a moverte.
ENTRENA PARA LO QUE TE ESPERA...ENTRENA PARA LA VIDA.

CURSO MONITOR DEPORTIVO


martes, 15 de octubre de 2019

ÚNETE AL ROSA

ÚNETE AL ROSA...Este jueves inundemos de rosa todas las actividades para apoyar a aquellas mujeres que luchan contra el cáncer de mama.

martes, 8 de octubre de 2019

DEPORTE Y SALUD

El ejercicio físico mejora la función mental, la autonomía, la memoria, la rapidez, la “imagen corporal” y la sensación de bienestar, se produce una estabilidad en la personalidad caracterizada por el optimismo, la euforia y la flexibilidad mental.

Los programas de actividad física deben proporcionar relajación, resistencia, fortaleza muscular y flexibilidad. En la interacción del cuerpo con el espacio y el tiempo a través del movimiento, se construyen numerosos aprendizajes del ser humano. Esta construcción se realiza a través de una sucesión de experiencias educativas que se promueven mediante la exploración, la práctica y la interiorización, estructurando así el llamado esquema corporal
En el V Congreso de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria se ha destacado la importancia de la realización de actividades deportivas para el desarrollo físico, psíquico y social. Además, el deporte tiene una gran influencia en la prevención de muchas enfermedades como la obesidad, la hipertensión y la diabetes.
Se estima que entre un 9 a un 16 por ciento de las muertes producidas en los países desarrollados pueden ser atribuidas a un estilo de vida sedentario. En el estado de salud de una persona este es un factor fundamental que se combina con otros determinantes importantes como la dotación genética, la edad, la situación nutricional, la higiene, salubridad, estrés y tabaco.

https://www.deportesalud.com/deporte-salud-el-deporte-y-sus-beneficios-en-la-salud-fisica-y-mental-y-psicologica.html


miércoles, 19 de diciembre de 2018

¿PERDER PESO O PERDER GRASA?

La Navidad es una época complicada para bajar de tallahacer una dieta saludable, tener unos horarios más o menos estrictos para poder ir al gimnasio... Por eso deberías disfrutar de estos días y darte un margen. Sin pasarte claro.
Es bueno que empieces a pensar en los días que vienen, y en lo que vas a hacer: perder peso, perder grasa, hacer dieta, adelgazar... porque no es lo mismo. Y te vamos a explicar las diferencias gracias a la doctora Fercasy.

Perder peso

"Significa disminuir lo que pesa el cuerpo, que está compuesto por agua, órganos, músculos, huesos, grasa, etc. Para perder peso rápidamente, lo que la mayoría de la gente hace es restringir las calorías ingeridas o hacer ejercicios de cardio constantemente, ya que su mentalidad es quemar calorías", cuenta.

Perder grasa

"Hace referencia a la disminución de la cantidad de grasa que está en el cuerpo, ella es la responsable del aumento de tallas. Hacer ejercicio y una dieta rica en proteínas y verduras constituyen el tándem perfecto para perder grasa y, por consiguiente, volumen", explica.

Adelgazar

"Adelgazar es perder volumen sobrante y no kilos. Adelgazar es bajar de talla, no de peso. Lo fundamental no es el peso sino la proporción de grasa en el cuerpo. La grasa pesa menos que el músculo, pero ocupa mucho más espacio por lo que si entrenas puedes no notar que bajas de peso, pero tu cuerpo se está reorganizando por dentro y estás bajando de talla y reduciendo tu volumen", aclara.

Dietas relámpago

"Hay dietas relámpago que prometen una pérdida de varios kilos de peso en muy poco tiempo. Es importante entender que lo que se está perdiendo aquí no es grasa, sino masa muscular y agua. Estas dietas suelen tener un efecto rebote: cuando al cuerpo se le priva de ciertos alimentos, el metabolismo se ralentizará y la energía pasará a obtenerse de la masa muscular", finaliza.
Así que ahora... ¿qué quieres hacer?

viernes, 5 de octubre de 2018

LA CONSTANCIA EN EL DEPORTE

Cuantas veces nos hemos propuesto hacer deporte con regularidad, sobre todo a partir de ciertas fechas: primeros de año, Semana Santa, verano, a la vuelta de las vacaciones... Incluso nos hemos llegado a apuntar en un gimnasio para conseguir nuestro propósito con un resultado desalentador.
Se empieza con mucha ilusión y ganas, pero esta fuerza inicial se desvanece en uno o dos meses. Al cabo de cierto tiempo terminamos abandonando casi por completo la actividad física. Un día no vamos porque nos surge algún imprevisto, pero a las pocas semanas cualquier excusa nos tumba en el sofá. ¿Por qué no somos constantes haciendo ejercicio físico?
Hay diversos motivos, pero el principal es el no haber hecho deporte con asiduidad desde niños, algo importantísimo a la hora de hacer ejercicio en la edad adulta. Si uno está acostumbrado a una rutina de entrenamientos semanales, es más fácil y natural salir a correr, montar en bici, nadar, o ir al gimnasio.
Será una actividad más que estará incorporada en nuestra secuencia de acciones diarias, como el comer o levantarse y por lo tanto no requerirá un esfuerzo mental extraordinario. Pero, si por el contrario, no estamos acostumbrados a esta situación, porque no la reconocemos en nuestro patrón de conductas, el resultado será que para hacer deporte tendremos que desplegar una voluntad de hierro.
Lo primero que hay que decir es que no debemos cerrarnos a ninguno y habrá que desprenderse de las ideas preconcebidas: como por ejemplo que correr, andar en bici, nadar, ir al gimnasio es un aburrimiento. Conozco gente que empezó a correr sin gustarle para nada, y terminó corriendo maratones. Otro aspecto fundamental es no saltarse ninguno de los principios del entrenamiento, como la progresión. Cuanta gente decide salir a correr, coger la bicicleta o volver al gimnasio, después de meses o incluso años sin moverse y entrena al 80% de su capacidad con un resultado de agujetas descomunales y por tanto inmovilidad funcional para la vida ordinaria durante cuatro o cinco días. Lo lógico es que se empiece a un nivel suave, aumentando cada semana el tiempo y la intensidad, con tres sesiones semanales, para luego pasar a cuatro y después a cinco o incluso seis. Otro aspecto a tener en cuenta es el material. Si no es el adecuado puede echar por tierra un buen comienzo. Si voy a correr usaré unas zapatillas específicas y no unas para jugar al tenis.
Con estas pautas, podremos comprobar por nosotros mismos, que después de unos meses practicando con asiduidad ejercicio físico, notaremos incluso que nos encontramos mal si faltamos a nuestra cita. Debemos sustituir la palabra "tener" por "necesitar", es decir, no "tengo" que hacer deporte, sino "necesito" hacer deporte. Tampoco hay que desanimarse si algún día puntual no somos capaces de realizar nuestra dosis de ejercicio, ya sea por acumulación de trabajo o simplemente por cansancio mental. Seremos contantes en nuestro momento de ocio deportivo incluso si fallamos alguna vez al mes. Recuerda siempre esta celebra frase de Albert Einstein: "Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad".
¿Cómo se inicia un niño en el ejercicio físico?
El papel de los padres es fundamental, ya que deben ser ellos los que fomenten que su hijo practique el deporte que en principio el niño quiera desde muy temprana edad. Por supuesto que para que un niño disfrute de la actividad deportiva debe de dar con buenos profesionales: una mala experiencia puede tumbar una ilusión. Para un niño que se inicia en un deporte, lo ideal es que empiece en una liga suave (si practica un deporte de equipo), donde el nivel sea el adecuado al suyo, para que pueda cosechar experiencias de éxito, fundamental para la continuidad, motivación, autoestima y su desarrollo como individuo.